Les Corts

DIÁLOGO 4a REVOLUCION INDUSTRIAL – NUEVA ECONOMÍA

Parc Científic de Barcelona – 20 de Febrero

Una revolución que cambiará de nuevo nuestra manera de vivir

¿Qué es realmente lo que llamamos la cuarta revolución industrial? Qué implicaciones tiene en la economía y en la sociedad? Y, en definitiva, cómo cambiarán nuestras vidas en un periodo de tiempo probablemente más corto del que muchos pensamos? Este diálogo inauguró Mobile Week Barcelona, y no por casualidad. Responder estas preguntas significaba dibujar el marco en el cual se encuadran otros nuevos debates como la realidad virtual, el futuro de las ciudades y un largo etcétera. El Parc Científic de Barcelona acogió en realidad un diálogo que empezaba el lunes 20 de febrero pero que no acabaría hasta el viernes 26. Tratar de definir la cuarta revolución industrial en la que nos encontramos inmersos exigía encontrar los puntos diferenciales respecto a las revoluciones anteriores.

Esteve Almirall, profesor asociado del Departamento de Operaciones, Innovación y Data Sciences de ESADE, dio en el clavo categorizando las dos primeras revoluciones industriales como “facilitadoras de herramientas que permitieron la multiplicación de la fuerza del trabajo”. Si tenemos en cuenta que la tercera nos llevó a la automatización de los sistemas productivos, ¿en qué punto nos encontramos? ¿Cuáles son las características del presente y el futuro inmediato de las sociedades y los sistemas económicos? Sin duda, como apuntaba Aleix Valls, CEO de la Fundació Mobile World Capital Barcelona, “la velocidad y la transversalidad son singularidades específicas de la era digital”. Esto, en términos económicos, “se está traduciendo en sistemas productivos mucho más descentralizados, prescindiendo cada vez más de los intermediarios”, tal y como planteaba Luis Iván Cuende, cofundador de Unpatent. Aún así, esta realidad tiene, por descontado, algunos retos. Sin ir más lejos, el de la sustitución de la mano de obra por máquinas, con especial atención a la inteligencia artificial.

La economía productiva está reduciendo el número de puestos de trabajo y redefiniéndolos hasta el punto de dificultar la previsión de cuáles serán las características del trabajo del futuro, así como las capacidades y habilidades que demandarán las empresas. Para Marc Vidal, consultor en transformación digital, “el ser humano se enfrenta a un nuevo paradigma en el que habrá de adoptar un nuevo rol. Ya no se definirá por su capacidad productiva, sino por dar valor añadido”. Esto implica, por lo tanto, un amplio abanico de oportunidades que tenemos a nuestra disposición como especie. Si tomamos las decisiones correctas, la tecnología puede ser la mejor herramienta para conseguir equilibrio social. Por contra, el mal uso o una incorrecta lectura de sus posibilidades nos puede llevar a la situación opuesta.

CREACIÓN

Extramuros
Daniel Duato

Mobile World Centre

Extramurs es una instalación que muestra de forma visual la conexión que se establece en tiempo real mediante Twitter entre ciudadanos barceloneses y de otros lugares del mundo. La obra muestra un plano de Barcelona sobre el que se van intercalando fotografías de otras ciudades. El sistema geolocaliza las interacciones de Twitter y sobreimpresiona durante un breve momento, sobre el plano de Barcelona, la ciudad del usuario con el que se está interactuando. Mediante esta fusión de planos, el autor buscaba fomentar la reflexión sobre el intercambio directo e inmediato de información que permiten las redes sociales, y en especial, su uso a través de teléfonos móviles inteligentes. Así, en cualquier momento, y en cualquier punto de la ciudad, encontramos ciudadanos que dialogan y se trasladan virtualmente a otro punto del planeta.

RUTA LES CORTS

Sábado 25 Febrero

Una de las maneras en que esta cuarta revolución industrial está ya llegando, tanto a ciudadanos como a empresas, es a través de las impresoras 3D, así como otras tecnologías que se engloban en los talleres de fabricación digital. Es por este motivo que la ruta de Les Corts comenzó en el Ateneu de Fabricació, uno de los tres existentes en la ciudad, y que sirven como plataforma de pruebas para el proyecto de establecer un centro en cada distrito de la ciudad. Los ateneos de fabricación son equipamientos públicos que buscan fomentar la innovación ciudadana, poniendo a disposición de cualquier persona recursos técnicos y humanos para desarrollar proyectos de impresión 3D, ya sea a través de la robótica o mediante cortadora láser. La finalidad de estos equipamientos es la compartir conocimiento y crear comunidad. Se promueven proyectos de economía colaborativa, así como de innovación social y solidaria, en los que la tecnología es la excusa, un medio, pero no la finalidad. El segundo centro de creación que visitamos estaba destinado a la danza y artes escénicas contemporáneas. La Caldera se estableció originalmente en el barrio de Gràcia y a mediados de 2015 se trasladó al antiguo cine Renoir Les Corts. El edificio, originalmente se había erigido para albergar una fábrica de FIAT, y durante la visita apreciamos los elementos arquitectónicos de las dos épocas anteriores. Finalmente, y para concluir la ruta, se realizó un debate, en el mismo espacio, basado en una presentación sobre tendencias sociales y culturales, tales como la hiperconexión móvil, la inmediatez en los servicios de comercio electrónico, o los cambios generacionales entre posesión y uso de productos y servicios.