Nou Barris - Mobile Week Barcelona

Nou Barris

Mweek TALK

Parc tecnològic – 22 de Febrero

¿La tecnología y la ética tienen que ir alineadas o hay que dejar que el mercado se autorregule? Lluis Gómez Fernández, comisionado de promoción económica, empresa e innovación del Ajuntament de Barcelona y Genís Roca, presidente de RocaSalvatella debatieron estas cuestiones en el marco de la Mobile Week Barcelona en el Auditori del Parc Tecnològic de Nou Barris, lugar dónde se produjeron las sesiones matinales del jueves 22 de febrero.

Hasta ahora, los negocios que sabían incorporar una tecnología les daba una ventaja competitiva en el mercado, pero el ritmo al que va la tecnología actualmente ya no es garantía de éxito. Por eso, Genís Roca inició la charla argumentando que, en un futuro, la diferenciación de las empresas tiene que estar vinculada con la ética.

Los estados y las empresas, con la excusa de la seguridad y los servicios están extrayendo mucha información sin justificar y sin estar garantizada la custodia de los datos. Ahora los ciudadanos empiezan a tener dudas de qué gestión se hace de esta información. “El concepto Auditoría Ciudadana es nuevo” afirmó Genís Roca, “esto tiene que servir para que todo el mundo respete los pactos de privacidad. Empresa y administración tienen que saber que los ciudadanos estamos vigilando”.

Por su parte, Lluis Gomez recordó que la mayoría de datos los tiene Google y desconocemos el uso que se hace. Así que quiso advertir a los asistentes sobre ser conscientes de donde y a quién deja sus datos. Pero no todo es responsabilidad de la ciudadanía, expuso que los gobiernos de todo el mundo tendrían que coordinarse para redactar un código ético global, como el que se ha hecho en medicina.

Al cerrar el debate, arrancó el diálogo “Ética e Inteligencia Artificial: visiones y contradicciones del futuro”, participaron Begoña Román, presidenta del Comité de Ética de Servicios Sociales de Cataluña, Itziar de Lecuona, profesora del departamento de medicina de la Facultad de Medicina y subdirectora del Observatorio de Bioética y Derecho; Carme Torras, profesora de investigación del CSIC y escritora ; Marcel Cano, profesor e investigador y Maite López, profesora titular de la Universitat de Barcelona. Albert Sáez, periodista de El Periódico fue el encargado de moderar el debate que discutía los límites que hay que poner a las nuevas tecnologías.

En el inicio de la sesión, Begoña Román planteó sobre la mesa la necesidad de establecer un código ético que regulara la gestión que se hace de nuestros datos, “no podemos tener una actitud de relativismo ante estos temas con la excusa de que hay demanda en el mercado”.

El diálogo avanzaba con la obviedad que la accesibilidad a las nuevas tecnologías tendría que ser universal. Como negocio que es, requiere una regulación jurídica global, donde se permita a la ciudadanía tener un papel activo. El progreso tiene que permitir un aumento de liberación, y no suponer nuevas formas de sumisión.

Relacionado con el aumento de libertad, Itziar de Lecuona no dejó atrás la importancia de ser conscientes en todo momento de lo que se hace y la posibilidad de peligro que hay cuando se toman decisiones en éste campo. Debemos parar un poco en este ritmo de vida cada vez más rápido, para al menos, saber hacia que escenarios no queremos ir. El hacer sin conocer sus consecuencias, nos hace convertirnos en una sociedad indolora y débil al no ser conscientes de nuestra capacidad de resistencia.

En un segundo punto, Carmen Torras hizo hincapié en el proceso de legislación digital. Nos encontramos con unas leyes que no van al ritmo de la creciente evolución tecnológica, que siempre se presenta un paso por delante. Ahora mismo, este suceso es inevitable, pero se debe tener claro que siempre hay una serie valores que dan sentido a nuestra sociedad. El principal problema se encuentra en que se está priorizando el poder de la tecnología sobre nuestros valores y derechos. La dependencia excesiva que hemos creado con la tecnología está definiendo nuestra natura y estamos dando precio a un valor que ha entrado en el mercado y que es muy peligroso: se trata de nuestra intimidad. Esta sumisión permitida ha provocado que la ética humana quede, aún más, en un segundo término.

Maite López, añadió que tenemos que dar importancia a nuestros derechos, al igual que los reclamamos con la política, porque en la tecnología parece que no es importante, pero hay una cualidad humana que cada vez está más lejos de nosotros, la toma de decisiones. Lo hemos aceptado sin evaluar los criterios de cómo se han programado los algoritmos.

En los últimos minutos, Marcel Cano quiso hablar del lado más técnico, de los Cyborgs. Según Marcel, sin la tecnología no seríamos humanos. Hace falta más “Consentimiento Informado”, como se produce en el ámbito de la salud, donde el experto expone al paciente todos los posibles escenarios para que el paciente pueda decidir qué tratamiento quiere aceptar. Éste planteamiento habría que hacerlo en el ámbito de la tecnología y de sus usuarios. Porque es importante preguntarnos en qué medida, el control social tiene que recaer en el regulador, al final, ¿tiene que ser responsabilidad de la empresa, o depende de nuestra actitud?

Mweek LAB

En el distrito de Nou Barris, los talleres fueron conducidos por Xavier Capdevila, ingeniero técnico informático y postgraduado en Participación y Desarrollo sostenible. El primer LAB, “Restart party en Òmnia Verdum”, estaba enfocado a la reutilización y contra la obsolescencia de equipos y materiales que se realizó en el Punt Òmnia Casal Cívic Barcelona, en colaboración con la Fundación Pare Manel.

Future jobs” se centró en explorar y presentar los nuevos perfiles laborales que pueden aparecer en el barrio gracias a las TIC, realizado en el Centre Obert Muntanyés, también en colaboración con la Fundación Pare Manel.

El taller “Inicación a TheThingsNetwork” se basó en saber hacer servir un sensor LoRaWan y conectarlo en TTN, consultando a tiempo real des de tu casa cuestiones de la vida cuotidiana, como saber dónde has aparcado la bicicleta. El taller se realizó en colaboración con el espacio para el taller Ateneu de Fabricació Digital de Ciutat Meridiana y la participación de la Fundación Pare Manel.

Mweek KIDS

Los más jóvenes del distrito también pudieron conocer los principios básicos de los ordenadores, su lenguaje y el funcionamiento del código. Xavier Capdevila impartió el “Taller de iniciación a la Programación” con la colaboración de la Fundación Pare Manel, fue una toma de contacto con la programación en un entorno donde se podía interactuar con robots y videojuegos, realizado en el Punt Òmnia Verdum – Casal Cívic Verdum.

Además, también se realizó un taller para todas las edades, “Mapa abierto de participación ciudadana y tecnologías comunitarias” con la colaboración de la Fundación Pare Manel que se inició en el Punt Òmnia Casal Cívic dónde comenzó un paseo por el barrio con la idea de cartografiar sobre un OpenStreetMap.

Mweek GALLERY

Dentro de las actividades de la mWeek Gallery, el distrito de Nou Barris ofreció visitas guiadas al Parc Tecnològic de Barcelona Activa, un espacio de más de 10.000 m2 de infraestructuras y servicios que representa el mayor clúster de empresas tecnológicas de la zona norte de la ciudad.

Además, gracias a la colaboración con In-Edit, se ofreció la proyección del documental “A life in Waves”, una inmersión en el mágico y cándido mundo de Suzanne Ciani, pionera de la música electrónica y “reina de los efectos musicales” para la industria publicitaria.

¡No te pierdas nada!

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir todas las novedades y convocatorias de Mobile Week Barcelona

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies