Sant Andreu | Mobile Week Barcelona

Sant Andreu

Mweek TALKS

Fabra i Coats – 22 de Febrero

El diálogo “Hábitos saludables: tecnología para vivir mejor hoy y mañana” vino precedido de la jornada “Movilízate, apptividad física. Cómo el móvil nos puede hacer más activos”, celebrados en Fabra i Coats: Espai Josep Bota, participaron Pere Manel, del Col•legi Oficial de Professionals de l’Activitat Física i l’Esport de Catalunya; Joan Cornet de ECHAlliance i Carme Pratdepadua de TicSalut.

La vida saludable y la búsqueda continua del bienestar se han convertido en un modo de vida para muchos y de forma creciente en el eje central del cambio de hábitos y consumo cotidiano. La tecnología, no solo aplica mejoras en el área de la técnica médica específica o en usos cotidianos, sino que ofrece nuevas herramientas para mejorar los tratamientos de patologías mentales y adicciones, ampliando los recursos para pacientes y sus familiares y amigos.

Cecilio Angulo, director del IDEAI, Centro de Investigación en Ciencia de Datos e Inteligencia Artificial de la UPC, acercó a los asistentes uno de los proyectos en desarrollo por el Hospital Sant Joan de Déu, la Universidad Autónoma de Barcelona y la Universidad Politécnica de Catalunya: “Robots for Health”. La iniciativa permite comenzar a integrar a robots dentro de los hospitales y como instrumento para mejorar la calidad de vida de los pacientes, y más concretamente de los niños y jóvenes que se ven obligados a vivir largas temporadas en ellos.

“Robots for Health” se aleja de las necesidades y técnicas de un robot quirúrgico, ya que lo que pretende es ofrecer a los pacientes un compañero que permita a los más jóvenes sentirse acompañados y evitar frustrarse en las situaciones más difíciles.

En este escenario en el que la revolución digital vive un auge, Jessica Fernández, responsable del área de proyectos de Ingeniería en Diseño Industrial de Elisava, trató de contextualizar esta situación. “Aunque no estamos viendo un cambio muy claro, vemos distintos campos como el del trabajo en los que el cambio sí que es significativo”. Desde que hay un descubrimiento hasta que éste llega a la sociedad y acaba integrándose, pasan muchos años. Esta revolución es fruto de los descubrimientos de hace 25 años. En este contexto, Jessica descubrió a los asistentes uno de los campos que lideraría la próxima revolución y que se acerca más a la ciencia-ficción y la utopía que a los grandes centros comerciales: los tejidos inteligentes. Una de las grandes ventajas que vive esta nueva tecnología es la superficialidad con la que trabaja. A diferencia de la tecnología actual, el smart textiles no resulta invasivo para el usuario y es capaz de manejar una cantidad de datos que todavía no somos capaces de ver su techo.

La tecnología integrada en el cuerpo nos permite, ya en la actualidad, poner un tejido sobre un paciente en el quirófano que permita informar al anestesista de todas sus constantes vitales. Aunque todavía no estamos preparados para desenchufar las máquinas. Este tipo de wearables, que estaban pensados para ser usados con distintas apps, vemos como cada vez más se empiezan a utilizar para recibir información sobre uno mismo.

A raíz de la comparación del smartphone con la tecnología textil Antoni Gual, jefe de la Unidad de Conductas adictivas del Hospital Clínic, matizó sobre el uso que se le da a ambos. “Una camiseta no es invasiva, pero un teléfono tampoco lo es si soy yo quien lo decide. La monitorización es un poder excepcional e impresionante sobre uno mismo, sobre la necesidad de conocerse. Si sólo puedo mirar yo mi propia información y soy yo quien la controla también soy yo quien tiene el poder”, afirmó. Según Gual deberíamos también centrarnos en cómo nos avisa el dispositivo con el que estamos trabajando: “si la app me avisa de una forma agradable tendrá un impacto distinto si siento que el aviso me es molesto”. Para que esta evolución logre conseguir una tecnología útil para los usuarios, uno de los pilares sobre los que debería centrarse es la calidad de sus respuestas.

Muchos de los avances tecnológicos se centran en la actualidad en mejorar la salud de los usuarios. Anna Puig, profesora titular en la Universidad de Vic y coordinadora del grupo de investigación consolidado en Deporte y Actividad Física (GREAF), apunta hacia el sedentarismo como uno de los graves hábitos que vive nuestra sociedad y uno de los focos de mejora sobre los que se centran sus proyectos. “Hemos realizado varios estudios para tratar de cambiar los malos hábitos como la cantidad de tiempo que estamos sentados. Hemos descubierto que de las 17 horas que estamos despiertos, 10 las pasamos sentados y el 66% de ese tiempo es en el trabajo”. El uso de nuevas herramientas y el uso de la tecnología puede ayudar a modificar las conductas y mejorar los hábitos de las personas.

Malwaine Steinbock, co-fundadora y directora de Food Republik, señaló que la solución de los problemas relacionados con la alimentación, también pasan por la tecnología. Problemas como la superpoblación, la producción de carne y su proteína, la sostenibilidad del cultivo, la calidad alimentaria de lo que consumimos o la cantidad de plástico que usamos son problemas diagnosticados a los cuales nos dirigimos sin freno. Steinbock presentó diversas soluciones que ya es están llevando a cabo como las alt-foods, una solución para comer proteína más sostenible sin perder la textura ni el sabor de la carne animal; o también las carnes limpias, una opción que desarrolla carne a través de células madre y que crece más rápido y con menos recursos que un animal.

El diálogo se cerró con una idea de futuro en la que todos los ponentes estuvieron de acuerdo: “Hay que democratizar la tecnología para lograr empoderar al usuario y darle herramientas”.

Mweek LAB

El distrito de Sant Andreu acogió los talleres que combinaban disciplinas más artísticas con la tecnología: música, escultura o diseño se dieron cita con las nuevas tecnologías en distintos espacios emblemáticos del distrito. Mariona Ciller, fundadora y directora de SokoTech, se encargó de coordinar los talleres.

El taller de “Origami electrónico”, realizado en la Biblioteca Can Fabra, permitió aprender sobre circuitos eléctricos haciendo divertidas figuras de origami: usando LEDs, papel y tijeras. Con la colaboración de: Bibliotecas de Barcelona, SokoTech y American Space Barcelona.

En el distrito también tuvo su espacio la música con los talleres “Crea tu propia melodía para el móvil con programación creativa” en colaboración con SokoTech y de Bibliotecas de Barcelona, cediendo el espacio para el taller de la Biblioteca de la Sagrera. El taller “Utiliza tu móvil para componer una canción” en el que el smartphone se volvió el protagonista, se celebró en colaboración con el espacio Canodrom y también colaborando con SokoTech. A través de la fabricación por adición y el diseño 3D se crearon distintos objetos y diseños en el taller “Introducción al escaneo e impresión en 3D” en el colaboración cediendo el espacio de SokoTech.

Por último, en Fabra y Coats, se realizó un taller de “Usos creativos e innovadores de vídeo livestream”, dónde se presentó, demostró y habló sobre el potencial actual de vídeo livestream para la cultura y la sociedad. El taller se realizó en 4 sesiones organizadas por Livemedia.

Mweek KIDS

Los más jóvenes aprendieron qué es una corriente eléctrica y cómo funciona un circuito eléctrico sencillo, con el taller “Conductividad y Circuitos. ¡Construye tu personaje electrónico!” celebrado en La Barraca Centre Cívic Tecnologies Creatives en colaboración con SokoTech. Mediante una base de plastilina especialmente formulada para que conduzca la electricidad, los participantes de este taller entendieron la diferencia entre los materiales aislantes y los materiales conductivos, la corriente continua y los motivos porque se origina un cortocircuito. Una vez entendidos los principios básicos de los sistemas eléctricos, construyeron un divertido circuito con plastilina, baterías y diodos led: idear criaturas fantásticas e iluminarlas hasta donde alcance su imaginación.

El taller “#GirlsHackDay” del programa María de Maeztu UPF invitó a las niñas a desarrollar tecnología para mitigar la brecha de género en las TIC y romper con los estereotipos, en el SokoTech. El taller se dedico a enseñar a construir un prototipo de turbina eólica que con ayuda de un motor y una pequeña bombilla LED, les ayudó a entender la conversión de energía eólica energía eléctrica.

¡No te pierdas nada!

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir todas las novedades y convocatorias de Mobile Week Barcelona

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies