Sants-Montjuïc | Mobile Week Barcelona

Sants-Montjuïc

mWeek TALKS

Mercat de les Flors – 19 de Febrero

La jornada en el distrito de Sants arrancó con el debate “Ciudades, migraciones y tecnologías” celebrado en el Mercat de les Flors. En él participaron Sara Bayés, con más de 15 años de experiencia coordinando proyectos sobre gobernanza democrática y Ramon Sanahuja, director del Dpto. de atención y acogida de inmigrantes del Ayuntamiento de Barcelona; y estuvo moderado por Eva Garcia Chueca, coordinadora científica del programa de Ciudades Globales de CIDOB.

Ramon Sanahuja empezó hablando desde su experiencia en el Ayuntamiento de Barcelona para comparar los impactos positivos y negativos de la tecnología en el proceso migratorio. Por un lado, afirmó que sería interesante que la administración pública contactara previamente con las personas interesadas en desplazarse para poder facilitar la información antes de su llegada. Además, la tecnología actual dispone de herramientas de traducción simultánea que facilitan la comunicación. Desde una perspectiva de eficiencia, la tecnología puede ayudar a agilizar los trámites burocráticos y a disminuir la impresión de documentos. Pero si hay un cambio que ha supuesto un antes y un después en la vida de los inmigrados, afirmó que se trata de aplicaciones como Skype, una manera fácil y barata de mantener un contacto diario con los países de origen.

Al mismo tiempo, la tecnificación del proceso migratorio tiene otra cara. Hay una creciente circulación de informaciones falsas entre la comunidad migrante que generan falsas expectativas. Por un lado, la introducción de la cita previa ha optimizado la gestión de la demanda y ha borrado las colas delante de las oficinas de extranjería, pero también ha deshumanizado el trato. Relacionado con esta otra realidad, planteó la siguiente pregunta, ¿la irrupción de las TIC y la posibilidad de vivir permanente conectados al país de origen, puede dificultar la relación multicultural entre personas de orígenes y contextos culturalmente diferentes?

En un segundo término, Sara Bayés afirmó que en un momento de riesgo como es un proceso migratorio, la tecnología da seguridad porqué da acceso a información y se mantiene el contacto con los seres queridos. Pero también antes del desplazamiento, es importante obtener información del destino, ya sea información administrativa o saber si habrá conocidos, hecho clave en la elección del destino y que determina en ciertas poblaciones que la mayoría de migrantes proceda de la misma zona.

Una vez superada la fase de adaptación, el colectivo migrado puede crear iniciativas para ayudar a su país de origen, y aquí, la tecnología también es un potente aliado, concluyó Sara Bayés.

A continuación tuvo lugar el diálogo sobre “Migraciones. Las fronteras en un mundo conectado” en el Mercat de les Flors. Intervinieron Blanca Garcés, investigadora en migraciones del CIDOB; Gonzalo Fanjul, investigador y activista contra la pobreza; Francisco Cos Montiel, director de investigación de la Universidad de las Naciones Unidas (UNU-GCM); Adela Ros, investigadora e Ignacio Sequeira, director general de la Fundación Exit. La jefa de sociedad y directora de El País Web Cataluña, Anna Pantaleoni, moderó el encuentro.

Blanca Garcés planteó que la percepción de pobreza se ha acrecentado con las nuevas tecnologías. La globalización ha hecho del mundo una aldea global y las aspiraciones y modelos de referencia de los jóvenes se forjan en los modelos que ven en los medios de comunicación, que muchas veces representan ciudades de los países más ricos.

Con la unificación de la humanidad gracias a las tecnologías, las desigualdades de los pueblos toman la forma que hasta ahora habían tenido las desigualdades de clases. “Cuando se piensa en fronteras, pensamos en fronteras físicas -reflexionó Blanca Garcés – pero en realidad, la principal frontera ha sido la complicación de los visados”. Afirmando que “la nueva revolución es la inmigración, que está hecha por individuos y familias que han tomado decisiones individuales y no está inspirada por utopías de futuro sino por fotos hechas desde Google Maps al otro lado de la frontera”. Por eso, consideró que no hemos de hablar de brecha digital sino de la contradicción digital de un mundo que podemos visitar a nivel virtual y unos cuerpos que quieren moverse y no pueden lograrlo.

Por su parte, Adela Ros empezó criticando el determinismo tecnológico y el hecho de poner demasiadas expectativas en las tecnologías. A pesar de estar en la sociedad de la información, en el acceso a las tecnologías se reproducen las mismas estructuras que favorecen las desigualdades. Por ejemplo, hay restricciones para tener una tarjeta de móvil según el estatus legal, o los inmigrantes tienen dificultades para pagar el acceso a Internet. Así que la exclusión digital existe.

Francisco Cos Moniel abrió un nuevo punto de vista planteando que en una sociedad futura envejecida donde se pueda crear un cuerpo conectado a una inteligencia virtual que permitirá tener la sensación de realizar una actividad que nuestros órganos ya serán incapaces de realizar, serán personas migrantes las que cuidarán de nuestros ancianos. A parte de esta relación entre migración y cuidado asistencial, el ponente puso sobre la mesa que la mujer será una de las principales afectadas de la robotización de puestos de trabajo no cualificados en países en vías de desarrollo, porque la precariedad laboral puede propiciar el retorno de algunas mujeres al cuidado del hogar, hecho que supondría un paso atrás.

Sobre el tema de la procedencia, Gonzalo Fanjul consideró que el lugar en el que nacemos no tiene que determinar desde ningún concepto nuestros derechos fundamentales, por eso cree firmemente en el derecho a inmigrar, afirmando que “En estos momentos hay una simbiosis entre empresas tecnológicas, industria de defensa y los gobiernos que da como resultado las Smart Borders, o los sistemas de detección biométricos en los controles de acceso”.

Ignacio Sequeira finalizó el debate reflexionando sobre la adolescencia y la inmigración, relatando que los niños inmigrantes tienen móvil, pero no tienen datos. El hecho de no tener datos, implica que no tengan acceso permanente a redes con muchas imágenes, como el caso de Instagram, ya que consumen muchos datos, y eso sí que es una brecha digital con el resto de su generación.

Mweek LAB

El distrito de Sants-Montjuïc acogió los LABS centrados en: “Reconstruyamos el rótulo del Casinet de Hostafrancs”, el taller “Haz un medidor de la contaminación del aire a trevés de internet of things (IoT)”, “WorkShop fusión 360” y “Creación de videojuegos a través con mapping en fachada”, todos ellos conducidos por la digital community leader Belén Fernández, formadora en diseño 3D, fabricación digital y nuevas tecnologías aplicadas a la educación y a la comunicación.

El primer taller invitaba a participar en el diseño y fabricación del rótulo del escenario del Casinet de Hostafrancs en FAB Casa del Mig. Una vez resuelto el diseño ganador, pasó a ser fabricado digitalmente con corte láser en el FAB Casa del Mig y coronó el escenario del Casinet. Este taller se realizó con la colaboración de: Secretariat d’Entitats de Sants, Hostafrancs y la Bordeta, CC Casinet de Hostafrancs, FAB Casa del Mig Punt Multimédia y la escuela Joan Peregrí.

El segundo de los LAB con la colaboración del espacio MADE Makerspace para el taller, propuso a los asistentes fabricar un medidor de contaminación ambiental con un microcontrolador y sensores de Dióxido de carbono (CO2) de temperatura o de humedad. Con este prototipo, también se mostró cómo enviar estas lecturas a los smartphones a través de IoT y tener una lectura a tiempo real de la contaminación de la ciudad.

Belén Fernández, también realizó el taller de “WorkShop fusión 360” en el FAB Casa del Mig, con la colaboración de 3D Print Barcelona y FAB Casa del Mig Punt Multimédia, dedicado a conseguir una iniciación en Fusión 360 de Autodesk, una nueva herramienta de CAD/CAM 3D basada en la nube para el desarrollo de productos, que combina diseño, colaboración y mecanizado industrial y mecánico en un solo paquete.

Para acabar la semana, el cuarto de los LAB se adentraba en la creación de videojuegos, dónde colaboraron entidades como: Punt Multimèdia La Marina, CC Casa del Rellotge, Asso y Asso, La Marina Viva, Telenoika, Revista Young y La Marina. . Jóvenes entre 10 y 16 años aprendieron a programar un videojuego, experimentando con la conductividad para hacer que puedan jugar varias personas a la vez e interactuando con su cuerpo, y después se jugó con él sobre la fachada del CC Casa del Rellotge.

Mweek KIDS

Durante la jornada del Mobile Kids Day del sábado 24 de febrero, los más jóvenes disfrutaron del taller que se produjo en la Plaça del Sortidor dónde Belén Fernández enseñó “Tecnología creativa en familia”, dedicado a superar diferentes retos tecnológicos con diferentes plataformas robóticas y creando sus primeros diseños con un lápiz 3D. Con la colaboración de: Tb Kids Tecnología Creativa, Centro Cívico El Sortidor y 3D CPI.

Mweek COMMUNITY

Mobile Week Barcelona cuenta con la colaboración y el apoyo de distintas entidades e instituciones para ampliar su programa de actividades, expandir el impacto y hacer más partícipe a los agentes de la ciudad. En el distrito de Sants-Montjuïc participó el Museo Nacional d’Art de Catalunya con la exposición “William Morris y el movimiento Arts & Crafts en Gran Bretaña”.

¡No te pierdas nada!

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir todas las novedades y convocatorias de Mobile Week Barcelona

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies